domingo, 29 de noviembre de 2009

Reproducción y selección del ágata opal amarillo mosaico

Reproducción

Lo que voy a exponer está referido al ágata opal en la categoría mosaico. El gen opal es un gen recesivo y libre, debe estar presente en ambos cromosomas para que se manifieste; pudiendo haber machos y hembras puros (homocigotas) y portadores (heterocigotas).

Para hacernos con una buena cepa de canarios ágata opal mosaico podemos seguir dos caminos:

- Uno corto, comprando varias parejas a un criador campeón en esa variedad.

- Otro más largo adquiriendo un buen macho o una buena hembra opal con las características del estándar bien marcadas y cruzarlo con una buena hembra ágata clásica o macho ágata clasico, sin feomelanina a ser posible. Con esta opción en la primera generación se obtendrán machos y hembras portadores de opal. Elegiremos la mejor hembra portadora de opal o el mejor macho portador de opal y los apareamos al año siguiente con su padre o con su madre y así sentamos las bases de nuestro criadero de ágata opal mosaico. En la tercera generación elegimos los mejores ejemplares sean machos o hembras y los cruzamos con hembras o machos opales homocigotas de buena calidad, para introducir sangre.

Los apareamientos opal x opal dan buenos resultados pero es más aconsejable trabajar con portadores de opal sean amchos o hembras y opales puros, introduciendo de vez en cuando una hembra o macho clásico con buen diseño y carente de feomelanina para reforzar las melaninas.

Observaciones: Si representamos por O, el gen opal, y N, el gen no opal; obtendremos los siguientes genotipos:

Macho y hembra no opal N/N

Macho y hembra opal = O/O

Macho y hembra portador = O/N

Los posibles apareamientos y sus resultados teóricos, en porcentajes, son los siguientes:

1.- Macho ágata opal mosaico (O/O) x hembra ágata opal mosaico (O/O):

100% ágatas opal mosaico machos y hembras (O/O).


Macho opal (O/O) x hembra opal (O/O)

O/O X O/O


O/O O/O O/O O/O

Apareamiento muy útil para conseguir gran cantidad de opales, pero que de reiterarlo puede ocasionar disminución en el tamaño del ave y dilución de las melaninas.


2.- Macho ágata/opal mosaico (O/N) x hembra opal mosaico (O/O) (También macho opal por hembra/opal):

50% machos y hembras ágata opal mosaico (O/O) y 50 % machos y hembras ágatas mosaico portadores de opal (O/N).


Macho portador de opal (O/N) x hembra opal (O/O)


O/N x O/O


O/O O/O N/O N/O


Apareamiento muy útil para evitar degeneraciones de plumaje y pérdida de intensidad en el diseño.


3.- Macho ágata/opal mosaico (O/N) x hembra ágata/opal mosaico (O/N):

25% machos y hembras ágatas opal mosaico (O/O), 50% machos y hembras ágatas mosaico portadores de opal (N/O) y 25% machos y hembras ágatas mosaicos (N/N).


Macho ágata/opal (O/N) x hembra ágata/opal (O/N)

O/N x O/N


O/O O/N N/O N/N

Los machos y las hembras no opales y los portadores de opal no se pueden reconocer a simple vista, sólo a través de cruces y analizar su descendencia. Los ejemplares opales suelen ser de gran calidad aunque en pequeña cantidad. Cruce utilizado par fortalecer las cepas de los opales.


4.- Macho ágata opal mosaico (O/O) x hembra ágata mosaico (N/N) (También macho ágata por hembra opal):

100 % machos y hembras ágata mosaico portadores de opal (N/O).


Macho ágata opal (O/O) x hembra ágata (N/N)

O/O x N/N


O/N O/N O/N O/N

Apareamiento recomendable para obtener portadores de buena calidad, introducir diseño o comenzar la cría si sólo se dispone de un ejemplar opal sea macho o hembra.

* Ágata/opal hace referencia al macho o hembra ágata mosaico portador de opal.


No introducir el factor pastel en las cepas de canarios opales puesto que producen un apastelamiento de las melaninas y no se percibe correctamente el gris azulado típico del opal.


También debemos tener en cuenta, en la cría, la categoría de los ejemplares y seguir las dos líneas de mosaico: línea macho y línea hembra:

- Para la línea macho elegiremos machos con una buena careta y hembras pasadas de categoría, uno de los ejemplares de pluma corta y el otro con más pluma, así evitaremos degeneraciones del plumaje.

- Para la línea hembra elegiremos un macho con poca careta y una hembra perfecta y siempre plumaje corto por plumaje largo.


La selección

Al elegir un canario ágata opal mosaico debemos tener en cuenta que cumpla lo más posible las características que fija el estándar para esa variedad. El plumaje lo debe tener pegado al cuerpo, limpio y brillante. Las estrías del dorso y flancos bien marcadas, dejando ver entre ellas el blanco tiza de forma clara y no enturbiado por la presencia de restos de feomelanina. El lipocromo debe ser uniforme, brillante e intenso y concentrado en las zonas de elección y la pigmentación uniforme. Las plumas de alas y cola deben presentar los bodes aclarados. Cuidado con las cejas, pues algunos presentan plumas más largas que se asemejan a unas orejeras y con los faldones o plumas largas en los muslos o colgando del obispillo. Las alas deben estar bien pegadas al cuerpo, no cruzarse por encima de la cola ni estar excesivamente caídas y la cola cerrada en M. Cuidado con las estrías de la cabeza pues a veces aparece emborronada y falta de diseño.

La pasta pigmentante se debe dar a partir de su separación de los padres para que las plumas remeras y timoneras no estén pigmentadas.

Para los opales rojos una vez realizada la muda hay que supervisar el lipocromo rojo de las zonas de elección por si fuera necesario intervenir ante la presencia de plumas amarillas, en este caso arrancarlas y dejar crecer de nuevo. Si pierden o se rompen alguna de las grandes plumas de alas, una vez pigmentados, dejar de dar el pigmentante entre una semana y quince días, arrancar la pluma o plumas y esperar a que crezcan (tardan entre un mes y mes y medio). Si la pluma es de la cola, arrancar todas las plumas pues en caso contrario les saldrán unas plumas más largas que otras.

Si se pretende presentar los canarios a concurso, debemos procurar:

- Que el plumaje esté lo más limpio posible.

- Que el lipocromo sea brillante e intenso y todo de la misma tonalidad.

- Que no presente plumas no pigmentadas.

- Que en codos y alas no haya plumas pigmentadas y otras sin pigmentar.

- Que el ejemplar sea dócil y tranquilo para que el juez pueda observarlo con tranquilidad.

- Que adopte en el posadero un ángulo de unos 45º y que la cabeza, espalda y cola formen una línea recta.

- Que la forma sea armónica y proporcionada, ni muy rechoncho ni demasiado fino y en forma redondeada, sin angulosidades pronunciadas.

3 comentarios:

  1. muchas gracias por el articulo

    ResponderEliminar
  2. Florentino, enhorabuena por el articulo, soy Ponce de Reus. Un saludo

    ResponderEliminar